Sobre los temas

Una Democracia Fuerte

Votación y financiamiento de campañas: El derecho al voto es la base de nuestra democracia, y debemos asegurarnos de que se escuche la voz de la gente. Pero hoy el derecho al voto está siendo atacado. Como presidenta, Amy defenderá un paquete de reforma de los derechos al voto y la democracia, que incluye el registro automático de cada joven elegible de 18 años en este país para votar, la prohibición de los estados de depurar a los votantes de las listas por no votar en las elecciones recientes, poner políticas de registro para el mismo día y la restauración de la Ley de Derecho al Voto. Es tiempo de pasar una enmienda constitucional para revocar “Citizens United” y sacar el dinero sucio de nuestra política, así como establecer un sistema de financiamiento de campañas que incremente el poder de los pequeños donantes a través de un sistema similar para pequeñas donaciones. Lea más sobre las políticas de Amy para reformar nuestra democracia aquí.

Seguridad Electoral: El ataque ruso a nuestra democracia durante las elecciones del 2016 destacó la urgente necesidad de mejorar nuestra seguridad electoral cibernética. Amy ha guiado el camino en el Senado cuando se trata de detener los ataques cibernéticos en nuestras elecciones y proteger contra futuras interferencias extranjeras. Y como presidenta, impulsará protocolos de seguridad tales como papeletas de respaldo y auditorías y se asegurará de que los funcionarios de seguridad nacional compartan información sobre ataques potenciales con oficiales estatales en tiempo real. Lea más sobre las políticas sobre Seguridad electoral de Amy.

Justicia Penal: Amy cree que es hora de la Ley del Segundo Paso. La Ley del Primer Paso, que hizo reformas claves en las condenas federales y prisiones – sólo se aplica a los reclusos en prisiones federales y no ayudaba a casi el 90 por ciento de las poblaciones encarceladas en las prisiones estatales y locales. Amy creará incentivos federales para que los estados puedan restablecer cierto criterio de condenas obligatorias para delincuentes no violentos. También reformará el sistema de fianzas en efectivo, ampliará los fondos para los defensores públicos, eliminará los obstáculos para reincorporarse y participar plenamente en la sociedad, y luchará por la ampliación de tribunales por delitos relacionados con drogas. Y durante el primer mes de su presidencia, Amy creará un consejo asesor de clemencia, así como un puesto en la Casa Blanca, fuera del Departamento de Justicia, que asesore al presidente desde una perspectiva reformada de la justicia penal. Lea más sobre las políticas de Amy sobre justicia criminal aquí.


Lea el plan de Amy para sus primeros 100 días como presidenta y los más de 100 proyectos de ley que ha aprobado como líder demócrata.

Share